CONTAMOS CON ESPECIALISTAS

A SU DISPOSICIÓN

Sexología en Cartagena

Sexología

En Psic 3 contamos con la psicóloga Ana María Martínez Jiménez, experta en sexología, quien podrá ayudarle a tratar los problemas de este tipo que pueda tener.

Venga a la consulta que tenemos en Cartagena y le daremos una amplia variedad de tratamientos:

Vaginismo

El vaginismo es la imposibilidad de realizar el acto sexual, debido a la contracción involuntaria de los músculos del tercio inferior de la vagina.

En algunos casos, las mujeres que padecen vaginismo pueden gozar de los juegos sexuales, e incluso alcanzar el orgasmo siempre que no se produzca el En algunos casos, las mujeres que padecen vaginismo pueden gozar de los juegos sexuales, e incluso alcanzar el orgasmocoito.

La mayoría de las causas del vaginismo son psicológicas. La falta de información sexual o falta de comunicación, que conducen al miedo o temor; experiencias traumáticas, violación, abusos sexuales, miedo al embarazo, temor a contraer enfermedades de transmisión sexual, etc.
Psic 3 personas abrazadas

Eyaculación precoz

La eyaculación precoz es una falta de control sobre el reflejo eyaculatorio, por tanto, es un trastorno de la fase del orgasmo durante la relación sexual. En una relación sexual normal la excitación en el hombre aumenta progresivamente hasta la fase llamada "meseta", disfrutando de su placer sexual hasta el momento que de forma voluntaria llega al clímax. El eyaculador precoz no puede permanecer en la fase de "meseta", sino que existe una excitación rápida y una eyaculación involuntaria y temprana.

Los tratamientos más novedosos son fármacos y psicoterapia en general y en contados casos la cirugía (neurotomía selectiva). Sin embargo, la última línea de tratamiento más eficaz consiste en la terapia conjunta andrólogo-sexológica. Se trata de la administración de nuevos medicamentos que producen un retraso en el reflejo eyaculatorio unido a un proceso de psicoterapia de pareja paralelo que conlleva un aprendizaje de técnicas y ejercicios. La terapia tiene una duración de entre 3 y 6 meses y se consigue en 95% de éxito. Pueden frenar la terapia: la angustia anticipatoria al 
Psic 3 personas en cama

fracaso, si la pareja no colabora o no se compromete al tratamiento, la ausencia de comunicación y sensibilidad hacia los sentimientos de ambos miembros de la pareja, objeciones a las técnicas debido a actitudes rígidas, etc.

Si se presenta o se sufre esta patología, lo mejor es consultar cuanto antes a un especialista; cuanto antes se consulte y empiece el tratamiento más pronta curación se obtendrá.

La ayuda y colaboración de la pareja es esencial para solucionar el problema de la eyaculación precoz. La comunicación abierta entre la pareja evita conflictos conyugales. Por otro lado, la participación de la pareja en el proceso terapéutico está indicada y es tan importante que se convierte en un instrumento esencial para garantizar el éxito del tratamiento.

En el caso de consulta por eyaculación precoz de un hombre sólo sin pareja, se acostumbra a seguir las mismas técnicas terapéuticas. El fin es el mismo, conseguir la capacidad de autocontrol en la medida que el hombre se conoce mejor a sí mismo y a su propia respuesta sexual librándose de temores, vergüenzas, complejos de inferioridad y aumentando se autoestima.

Coito doloroso

El término coito doloroso se emplea cuando el coito resulta doloroso. Se presenta, por lo general, durante la penetración, pero existen personas que sienten dolor antes, durante o después de la relación sexual. A pesar de que éste es un trastorno más habitual en la mujer, por las múltiples causas que lo originan, el hombre también puede sufrir dolor en el coito. Según especialistas, un 15% de mujeres experimenta molestias de este tipo.

El dolor se puede presentar al principio del coito, considerándose dispareunia superficial, pero también puede aparecer durante la penetración profunda. La intensidad del dolor puede depender de la causa que lo origina. Las molestias 
Psic 3 pareja en habitación

pueden ser leves o realmente incómodas y sufridas. Las sensaciones que se experimentan pueden implicar escozor, picor, ardor o dolor cortante. El dolor puede estar localizado bien en la zona genital externa, en la zona media de la vagina o bien en la región pélvica abdominal.

El coito doloroso de origen psicológico puede ser, en principio, de origen orgánico. Esto es cuando hubo una causa física, como una infección o enfermedad, que provocó molestias en el coito, pero que tras su curación el dolor persistió. En estos casos se produce el fenómeno de condicionamiento al dolor. Pero puede suceder que no exista un precursor físico y que esta afección sea resultado de una o varias causas psicológicas, debido a:

  • Problemas traumáticos: haber sufrido traumas sexuales, violación o exposición a algún tipo de agresión sexual.
  • Problemas relacionales: pueden influir los valores sobre la pareja y el sexo, así como sufrir un conflicto de identidad sexual, tener sentimientos de culpa y vergüenza con uno mismo, con respecto a la pareja, a la relación.
  • Problemas educacionales y/o sociales: aquí están involucrados los prejuicios y los tabúes sexuales.

Disfunciones eréctiles

La disfunción eréctil o impotencia erigendi (a veces llamada incorrectamente sólo impotencia) es la incapacidad repetida de lograr o mantener una erección lo suficientemente firme como para tener una relación sexual satisfactoria.

Los expertos piensan que factores psicológicos tales como el estrés, la ansiedad, la culpa, la depresión, una baja autoestima y el miedo a no desempeñarse en el coito como se espera causan 10 a 20 por ciento de los casos de DE. Los hombres con una causa física de DE a menudo experimentan el mismo tipo de reacciones psicológicas (estrés, ansiedad, culpa, depresión).
Psic 3 hombre

Causas de la disfunción eréctil (pueden aparecer combinadas):

  • Orgánicas: son las de origen anatómico, genitourinario, endocrino, infeccioso, neurológico, vascular, por el consumo de sustancias adictivas, etc.; constituyen el 15 por ciento. Endocrinas (diabetes), vasculares (arteriosclerosis), neurológicas (lesiones cerebrales, medulares), urológicas (lesiones congénitas del pene) o farmacológicas (sustancias adictivas: alcohol, tabaco, algunos medicamentos).
  • Traumáticas Una fractura de pelvis, por ejemplo.
  • Psicológicas: Son las más frecuentes y variadas, debido a factores afectivos, de desarrollo, interpersonales, de conocimientos, ansiedad, miedo al fracaso, sentimientos de culpa, infidelidad, eyaculación precoz previa, inseguridad, etc.

Trastornos del orgasmo

Los trastornos del orgasmo se dan tanto en varones como en mujeres. Este trastorno consiste en un retraso permanente o recurrente del orgasmo o en la ausencia del mismo.

Es posible que exista una predisposición biológica ya que si nos fijamos en otras especies es raro encontrar que las hembras obtengan placer de sus relaciones sexuales.

El componente cognitivo (ideas, creencias y pensamientos) no es nada desechable en el trastorno del orgasmo junto con factores educacionales y de la historia de los pacientes.

El tratamiento tiene altos índices de éxito y suele consistir en un programa de focalización sensorial junto con unos sencillos ejercicios que nos ayudan a facilitar la respuesta orgásmica.

Falta de deseo sexual

La falta de deseo sexual se trata de una inhibición de la excitación en general. Se presenta por una falta de sentimientos eróticos. La situación provoca insatisfacción y depresión, formulando constantemente excusas como posibilidad para evitar una relación sexual. Las causas son fundamentalmente de origen psicológico: negación al éxito, al placer y al amor; miedo al rechazo por parte del compañero, dificultades para manifestar sus deseos sexuales, conflictos, etc.

Las principales causas son la falta de buena armonía entre los miembros de la pareja, el mantenimiento de una relación poco imaginativa en la que se pierde el interés por la pareja. Otras veces la existencia de una educación muy puritana en la que el acto sexual se concibe como un simple acto reproductivo y las relaciones sexuales son poco abiertas, llegando a considerarse como un acto pecaminoso. Otras causas podrían ser el estrés, problemas de trabajo, relaciones con los hijos, etc.

En caso de encontrarse con este problema, la pareja deberá mantener una postura muy abierta intentando hablar sobre el problema para juzgar si su relación personal es lo suficientemente buena para que los miembros puedan sentir mutuamente atracción sexual.

Un tratamiento por parte del psicólogo puede otorgar una terapia adecuada para reconducir sus relaciones es en la mayoría de los casos muy necesaria.
Psic 3 personas acostadas en cama